Revolución en Islandia: “Tenías la sensación de que todo el mundo estaba frente al Parlamento”

Islandia está de moda por muchas razones. Y Joaquín Linares Córdoba (Sant Boi, 1980) lo nota al atender a los turistas. Cinco años después de mudarse a ese país, el fundador y guía de “Boreal Travel” contesta a sus múltiples preguntas, que van desde los efectos de la crisis hasta las protestas ciudadanas que lograron cambios definitivos en la forma de hacer política. En su opinión, la revolución islandesa y la española presentan notables diferencias. Algo que se constata al comprobar la “normalidad” con la que se asume el juicio al ex primer ministro islandés, Geeir H. Haarde*.

Joaquín Linares, empresario y guía turístico en Islandia: “Los islandeses ven normal juzgar al ex primer ministro. Para ellos, lo extraño es que no se haga en otros países” fotojoaquin.jpg ¿Cómo se vive estos días el juicio al ex primer ministro? Ayer, 7 de junio, se inició el juicio. Hoy, día 8, las portadas de periódicos de papel lo comentan en portada; es la noticia del día, sin duda, pero si echamos un vistazo a las portadas de los dos diarios online más importantes comprobamos que no hay ninguna noticia referente a este juicio. Hay que rebuscar muy bien para encontrar algo. Hay otro tema (limitación de cuotas de pesca, etc…) que sí está generando más noticias, al menos hoy. Si lo comparo con el tema “Icesave” (sobre el pago de la deuda a Holanda y Reino Unido), aquello tuvo mucha más repercusión mediática.

¿Son conscientes los islandeses de que sentar a un político en el banquillo por su gestión económica suena a utopía en la mayor parte del planeta? Ellos lo ven algo normal, quizás lo que ven más extraño es que no se haga en otros países. Lo mismo ocurre con los referéndums, algo muy normal aquí para tomar decisiones importantes. ¿Sienten que su “revolución” es vista como algo extraordinario? Sí, desde que se originó el movimiento 15-M en España han llegado muchas noticias relacionadas con la “Spanish revolution” a Islandia. Los islandeses han visto que su país está sirviendo de inspiración en España, que se han colocado banderas islandesas en plazas, balcones, etc, y que se menciona la “revolución islandesa” en las protestas españolas. ¿Qué diferencias encuentras entre el espíritu de la revolución española e islandesa -además de que, por el momento, aquí no hay resultados? El espíritu es muy parecido, si bien en el caso islandés tenías la sensación de que todo el país (o casi todo), estaba unido para lograr un cambio. Tenías la sensación de que todo el mundo estaba frente al Parlamento, simplemente en pie, protestando y haciendo caceroladas. Se buscaba un cambio inmediato, y hasta que no llegara lo que la gente pedía no iban a dejar de ir a protestar cada semana. En España, encuentras voces disconformes, gente en contra de las acampadas e incluso gente dentro de las acampadas con opiniones opuestas. En mi opinión, creo que es un error identificar o elegir a unos cuantos “portavoces” del movimiento 15-M, ya que no son realmente necesarios y podrían llegar a imponer su criterio. En Islandia, como decía, todo el mundo allí presente ante el Parlamento era igual. En las acampadas españolas, por ejemplo, se realizan asambleas en las que se toman decisiones o se votan propuestas sobre como mejorar el “sistema” (según tengo entendido). De hecho, he leído que hasta se vota si se utilizan platos de papel o plástico en las acampadas, algo que creo que no hace más que desviar la atención. Nada que ver con la protesta directa contra el Parlamento de Islandia que aquí vivimos. ¿Por qué fue posible la revolución islandesa? ¿Qué hace distinto a ese país? El ser un país más pequeño, con únicamente 318.000 habitantes, hace que la unión entre todos los “revolucionarios” sea más fácil. Asimismo, casi toda la población queda concentrada en Reykjavík, la capital, y alrededores. Se puede decir que, más que un país, es todo un pequeño pueblo, donde casi todos se conocen y se adopta una postura común más fácilmente. ¿Hay un antes y un después en Islandia tras el cambio de gobierno? Parece que la situación económica ha mejorado (o al menos no ha empeorado). El paro ha vuelto a descender (del 11% al 7%), la recesión ha quedado atrás (el PIB ha crecido un 2% en el primer trimestre de 2011), la corona se ha estabilizado (tras la fuerte devaluación de 2008) e incluso el gobierno se está planteando rechazar un préstamo pendiente del FMI por no ser necesario. Las encuestas actuales, en cualquier caso, vuelven a dar como ganador al partido conservador, que se vio forzado a dimitir del gobierno con las famosas protestas de enero de 2009. ¿Cuál es ahora la principal preocupación de la ciudadanía? He hablado sobre ello con varios islandeses y la mayoría está de acuerdo en que lo que más les preocupa es el recorte de su estado de bienestar y prestaciones sociales. Reducción en gastos de sanidad, educación, etc. No están, por ejemplo, preocupados por el desempleo, ya que no lo consideran un problema latente. Hay también varios preocupados por una posible entrada en la UE. En estos momentos tan sólo el 38% apoyaría esa entrada. * (Linares ha contestado las preguntas de la entrevista por Internet)