Muertos de risa

Sólo un apunte para comentar “Persépolis”. La película basada en el cómic de Satrapi es altamente recomendable. Intentaré alargarme en otro momento, si saco tiempo (esto de adaptarme a un horario laboral no es tan fácil, realmente he estado muy asilvestrada estos últimos años). Pero al menos ya voy teniendo más ratos libres e incluso voy al cine. Hace unos días también vi “Las 13 rosas”. Desgraciadamente, resulta demasiado hollywoodiense y, por tanto, algo decepcionante, pero la historia es buena y merece la pena conocerla. En los últimos días he tenido pequeños debates sobre la película. Muchos la acusan de frivolizar al mostrar la estancia en prisión de las chicas. Y ahí no veo yo tanta exageración. Las adolescentes siempre nos hemos partido de la risa con cualquier tontería. Les ocurre lo mismo a las iraníes de “Persépolis”. Por más que las obliguen a taparse de arriba abajo y conviertan su juventud en una cárcel, ellas saben encontrar la manera de echarse unas risas. Otra cosa es la crueldad a la que fueron sometidas y eso sí queda claro en ambos filmes (y libros). Tras ver “Las 13 rosas” escribí este artículo, que apareció en Público el sábado pasado:

http://blogs.publico.es/modosymodas/37/muertos-de-risa/ “Muertos de risa” EL ANTÍDOTO // Magda Bandera Nada más acabar la película, todas al baño. Pero esta vez no hay carreras, será que el cuerpo se queda raro después de ver ’13 rosas’. Ante el espejo, varios pares de ojos enrojecidos se buscan a sí mismos a lo lejos. ¡Vaya pintas! Una se siente muy bien después de tanto llorar, lo malo es salir y exponerse a la luz exterior. Desalojar el microcosmos de una sala de un cine a media tarde siempre tiene algo de parto traumático. La cosa empeora después de pasar dos horas apretando con rabia el brazo de la butaca y descubrir luego que al otro lado de la puerta los portadores de bolsas que corren de un lado a otro no son conscientes de lo mucho que has sufrido viendo cómo fusilaban a trece muchachas más jóvenes que tú. Por suerte, a ti también se te olvida pronto cómo se llamaban las compañeras de Virtudes. La memoria no es selectiva, sino tramposa. Sus caprichos hacen que organicemos grandes debates en nombre de los perdedores. Y así es como vuelven a ganar los de siempre. Deben andar muertos de risa viendo cómo ensalzamos a las 13 rosas con tanta emoción. Pero de sus sueños, de sus ideales, de su “razón”, como decía Virtudes, ni media palabra. Por eso aplaudimos la Ley de la Memoria y hasta las ayuditas al alquiler, pero cuando oímos hablar de expropiación para los propietarios con más de tres pisos vacíos nos echamos las manos a la cabeza. – Déjate de tonterías, niña, que llegamos tarde al cine.

3 thoughts on “Muertos de risa

  1. Me ha resultado curioso el enfasis mediático que se ha puesto en el show de Chavez y no en el abandono de la sala ante las palabras de Ortega que por conocimiento propio podemos exterderlo a Guatemala.
    Efectivamente el Rey o mejor dicho en Estado está nervioso ¿ tendrá que ver con la crisi económica ?… Aquí esta pasando algo contundente.
    interesante artículo.

  2. Referente a la peli, hace dias que busco jazmín, y regalarlo o regalarmelo. Es cuestión de hacer caso a las abuelas !!! jeje

Los Comentarios están cerrados.