La vida por delante

Desaparecieron los chiringuitos de Sant Jordi pero no los libros. Y ahora que llega la calma, quiero recomendar “La vida por delante. Voces desde y hacia Palestina” (Editorial Fundamentos). Lucía Etxebarria es la responsable de que catorce escritores palestinos hayan sido traducidos al castellano, acompañados de los relatos de autores españoles que han cedido los derechos de publicación. Entre estos, Maruja Torres, Juan Goytisolo, José Saramago, Almudena Grandes, Rosa Montero, Lluís Llach, Rosa Regás, Pedro Villora, Juan Diego Botto, Teresa Aranguren y Tomás Val, entre muchos otros. Entre los relatos que ya he leído destaco el de Maruja Torres. Describe los miedos y remordimientos de Norah, “una mujer judía que había huido de una dictadura latinoamericana, aceptando el sometimiento de un pueblo por otro”. Norah ocupa la casa de una familia palestina a la que al principio “deja” visitar su antiguo hogar. “- Les dejo que me arreglen el jardín. ¡No es culpa mía si no quiere que les pague!”, dice Norah. Por su parte, Lucía Etxebarria reflexiona en su escrito sobre “la estrategia del vampiro”: “Según los psicólogos existe una gran posibilidad de que un individuo repita activamente lo que en su día padeciera pasivamente. Es la cadena del vampiro: el que ha sido mordido morderá a su vez. De esta manera el niño que vio cómo su padre agredía a su madre tiene muchas posibilidades de convertirse en un futuro en un maltratador, a no ser que tenga ocasión de contemplar otro tipo de realidad alternativa (…)”. La metáfora resulta tan inquietante como acertada. Los derechos de autor y traducción se cederán íntegramente a las ONGs: – Alternative Information Center: organización mixta israelí-palestina. – Health Work Comitees (HWC), organización no gubernamental palestina, especializada en el área de la salud. – PTM-mundubat, ONG encargada de hacer de puente entre España y Palestina.

5 thoughts on “La vida por delante

  1. Un par de comentarios que espero se lean con generosidad:
    1.Es muy loable que los autores cedan los derechos y, por ende, los beneficios. Pero creo que en este tipo de proyectos y otros similares habría que tirar de capacidad de seducción e implicar a otros elementos que colaboren. Me explico: seguro que la imprenta cobra, y la distribuidora, y el punto de venta. Al final quien no cobra, una vez más, es el creador.
    2. A propósito del síndrome del vampiro. Es una teoría sobre la que ya corre bastante tinta. Y en esa tinta de los psicólogos, se obvia la posibilidad de un componente hereditario que explicaría también dicho síndrome desde la perspectiva psiquiátrica y genetista. Una vez más cada disciplina “científica” secuestra para su beneficio el objeto de estudio. Y escribo “científica” entrecomillado porque la teoría psicológica es indemostrable científicamente al no poderse cumplir el principio de falsabilidad.
    Aunque podría estar equivocado.

  2. Matización de estar por casa al punto 2:
    Demostrable o no, creo que hay muchas pruebas de esta teoría por la calle… por ejemplo en los casos de maltrato en un 99% suele haber un antecedente maltratador, generalmente el padre (aclarar si es predisposición genética o aprendizaje queda fuera de mi alcance).
    Hablando de Palestina, se me ocurre una teoría muy pedestre y literaria: a lo mejor el estado de Israel también sufre un síndrome parecido, si bien de índole social… ¿que os parece?

  3. Ademas de todo lo comentado existen mitos y arquetipos que arrastramos generación tras generación, junto con todo el componente del inconsciente colectivo histórico, que influyen y en muchas ocasiones ,e incluso, determinan nuestras acciones tanto individuales como colectivas en muy alto grado. Así personas que culturalmente,ni idiomatica,ni socialmente tienen nada o muy poco en común,(hasta enpperíodos historicos diferentes),repiten vez tras vez las mismas tendencias y acciones con relación a sus circunstancias locales, familiares y personales,identificandose asi claramente con los tipos psicológicos ampliamente referenciados.
    Muchos saludos
    yowsa777
    http://www.fcgjung.com.es/

  4. Me parece acertado el ampliar los campos de abordaje del problema. Yo también pensaba en una componente histórico-antropológica “sembrada” en el inconsciente.
    Un 99% sólo reafirmaría una teoría genética. Sería impensable que se traspasara sólo educacionalmente dado que ni siquiera el fanatismo por un determinado equipo de fútbol es (para desgracia de muchos padres) tan infalible. Era un guiño, evidentemente, pero pasa exactamente igual con la ideología, las inquietudes,…
    Además…el estudio cuestionado ¿se refiere sólo a la transferencia mediante el ejemplo del padre (masculino) al hijo (masculino)?

Los Comentarios están cerrados.