Hoteles ocultos

En principio, el Hotel Baltic no se parece en nada al Paris-Ópera. El Baltic es un lujoso establecimiento imaginado por Stephen Frears en “Negocios ocultos”. El Opera es un hostal de “quinta categoría” próximo a las galerías Lafayette que se hizo famoso ayer cuando se incendió causándole la muerte a 21 personas, entre ellos diez niños. Los medios de comunicación dicen hoy cosas como que “el suceso pone en evidencia la convivencia entre la pobreza y la opulencia en el corazón de París”. Pocos sabían o querían saber qué tipo de personas se están alejando en este tipo de pensiones de mala muerte que no cumplen la normativa de seguridad deseable. Inmigrantes que solicitan asilo político y personas que han sufrido un desahucio. Leo con sorpresa en La Vanguardia que la “ley prohíbe el desalojo de inquilinos durante el invierno, pero esta medida apenas enmascara el problema por unos meses”. Algunas leyes y usos franceses me desconciertan gratamente, como el que hace que no haya detenciones a altas horas de la madrugada –si alguien tiene más datos sobre este tema, agradecería que lo explicara- o el de servir pan y agua gratis en los restaurantes.

Los huéspedes del Baltic son muy distintos a los del Opera, pero no sus trabajadores. Buena parte de ellos son inmigrantes ilegales que se pasan la vida “sobreviviéndola”. Y para ello arriesgándola literalmente, aunque no explicaré nada para no destripar la película, me limitaré a recomendarla. La vi anoche en el Teatre Principal de mi ciudad y después, al ver en las noticias lo sucedido en París, me pareció más verosímil de lo soportable. En un momento del filme, alguien le pregunta al protagonista dónde había estado antes. Él le responde que siempre estuvo allí, sólo que era invisible. No recuerdo las palabras exactas, pero venía a decir algo así como “somos vuestros chóferes, los que cosen vuestras ropas, los que os las chupamos”. Una pizpireta y entrañable prostituta se señala al oír la última frase, como si quisiera aprovechar la promoción para encontrar un nuevo cliente. Es una de las notas de humor que salpican esta película en la que los buenos no son perfectos y los malos no son ingleses “con papeles” (esos ni siquiera se mezclan con el lumpen), sino otros emigrantes que han logrado obtener cierto poder y que se dedican a “negocios ocultos”. El peor de todos, el “vilanoví” Sergi López, excelente en su papel de mafioso. Vale la pena rebuscar en las carteleras (o videotecas).

6 thoughts on “Hoteles ocultos

  1. -Recuerde esto -dijo Tyler-: la gente a la que intenta pisar son todas las personas de las que depende. Somos quienes le lavamos la ropa y le hacemos la comida y le servimos la cena. Le hacemos la cama. Cuidamos de usted mientras duerme. Conducimos ambulancias. Le pasamos las llamadas. Somos cocineros y taxistas, y lo sabemos todo de usted. Gestionamos sus pólizas del seguro y los cargos en su targeta de crédito. Controlamos cada momento de su vida.
    Palahniuk, Chuck, el club de lucha,Barcelona, 1999, Muchnik Editores (p.190)

  2. Lo recuerdo, lo recuerdo, Jesús. Muy buena la cita. Ese Club me resultó más inquietante que el de Bilderberg en muchos sentidos y por otras razones.
    La gente “a la que intenta pisar” vive en menos de 30 metros cuadrados y nadie pone el grito en el cielo porque se apiñen en lugares “indignos” sus butaneros sin sueldo (sólo propinas), sus albañiles, los que le venden en el after-hours, los que le barren la calle se turnen y quienes, como el protagonista de “Negocios ocultos”, comparten la llave de un miniapartamento con otra emigrante sin papeles en regla.
    El otro día a eso de las diez de la mañana fui a un cibercafé de Ciutat Vella en el que las mesas y las sillas han sido recogidas de la calle. Los dos ordenadores de la primera sala estaban ocupados, así que el encargado paquistaní me dijo que pasara al fondo, un lugar que apenas si se ve desde la entrada. Allí había algunas mesas más, tableros destartalados, con tres pantallas encima. Entre esta sala y la anterior había un pequeño espacio libre. Aún olía a la gente que había dormido allí. Es un olor característico, el que lo conoce sabe a qué me refiero. En un rinconcito había una manguera que debía hacer las veces de ducha.

  3. Leo en el País una frase que suscribo. Es del portavoz de Vivienda del PP en la Comunidad de Madrid, el arquitecto y concejal Sigfrido Herráez, a propósito de los dichosos 30 metros: “Una buena idea tan mal vendida que la propia ministra se la ha cargado”. Vale, un final del tipo “la ha cagado” también valdía.
    Para matizar encuentro dos manipulaciones (una voluntaria, la otra no):
    Artículo: Sombras nada más: La mujer que le cambió el rostro a la copla. Habla, evidentemente de Pasión Vega. Hsay una foto en cuyo pie puede leerse “Pasión Vega” pero la imagen que vemos es de Paz Vega. Da la impresión que el encargado de incorporar la imagen ha ido al archivo y ha cutandpasteado un “Vega.tiff” o “Vega.jpg” cualquiera. Vaya! estos sí que le han cambiado el rostro a la copla!
    Y en el dominical, un reportaje titulado: REBELIÓN DE LOS JÓVENES AMISH. Y en la sinopsis-entradilla leemos: “un 10% decide no volver a la comunidad.”
    Es tan cierto como decir que “un 90% deciden volver a la comunidad”. Cada expresión conlleva su carga ideológica y la utilizada, ademá, parece querer justificar un título solemne, tendencioso y falso.
    Pero mi cabreo de verdad es por “cuántos goles de verdad me han metido” simplemente siemndo un poco más sutiles?

  4. “Negocios Ocultos” en su titulo original “Dirty Pretty Things”…me encanto la pelicula. Muy interesante el tema y el tratamiento.
    Recomendable cien por cien… una peliculita que paso desapercibida. Ahora en videoclubs.
    Por cierto, me estoy preparando “mental y psicologicamente” para ir a ver “Las tortugas tambien vuelan”, cinco personas me han dicho que casi se van del cine porque era “demasiado explicita”.
    Imagino que duele ver la guerra cuando no pasa por el filtro verde de la CNN o de un guionista hollywoodiano…(Me paso ayer viendo “la interprete” uff, ahora si…ahora no… rara y curioss pelicula, aunque del monton…
    Y hasta aqui, la critica cinematografica con Candida.!!!..(gomaespuma 4ever…XD )

  5. Querida Nushu,
    ahora haré una confesión. Cuando acabé de ver “Las tortugas también vuelan” me quedé en silencio unos minutos. Luego, ya fuera del cine, no sé cómo, me dio un ataque de llanto. No fueron tres lágrimas, fue una verdadera lllantera. Curiosamente, no se me había escapado ninguna durante la sesión, aunque a mi alrededor sí hubo bastantes. Admito que tenía un día sensible, había sido bastante intenso, pero aun así… Muy pocas películas me hacen llorar. Lo digo para que vayas con el cuerpo preparado. Pero ve a verla, si puedes, porque vale muchísimo la pena.
    Es que la película es una ficción y a la vez no lo es. La mirada de la niña protagonista tiene una tristeza que no es del Actor’s Studio. Y quien hace de su hermano no perdió los dos brazos para salir en pantalla. Ni todos los demás se dejaron las piernas y los pies por exigencias del guión.
    Creo que lo peor es saber que la llantera se te va a pasar, ser consciente de eso y a la vez de que esos niños van a seguir ahí. Mientras les dejen. Y una se pregunta muchas cosas, muy crueles. Pero esos pequeños supervivientes (algunos, los que realmente sobreviven o desean sobrevivir pese a todos los todos) son toda una lección.
    Y también hay que decir que la película arranca muchas sonrisas y hasta alguna carcajada. Uno de los niños es tremendo.

  6. Gracias por la “confesion”, contigo van SEIS que me cuentan lo que sintieron al verla…
    Como ya dije una vez, he decidido volver a la ficcion. Digo volver, porque soy una cinefila empedernida (y no por decreto,sino por gusto..XD) y la verdad es que viendo lo que pasa todos los dias, dan ganas de ver peliculas y leer libros que me liberen un poco de saber que el mundo se va al carajo.
    Ire a verla, por supuesto y en VO que tengo el Kurdo un poco abandonao… pero no se cuando ni si estare preparada. De momento, me pasare por la pelicula africana “Mounade” quiero ver cine hecho en Africa y sin money extranjero…
    Saludos y gracias otra vez… 😉

Los Comentarios están cerrados.