Los déficits del periodismo económico

El juicio por presunto impago cometido por Enric Duran, etiquetado por los medios de comunicación como el “Robin Hood de los bancos”, ha empezado hoy en Vilanova i la Geltrú.

El País- Jesús García Enric Duran Giralt, El Robin Hood de la banca, ha convertido hoy un juicio contra él por impago en un alegato contra la banca, a la que ha acusado de provocar el endeudamiento de miles de familias. El juicio se ha celebrado en Vilanova (Barcelona) por una demanda del BBVA, que le reclama la devolución de casi 25.000 euros por unos reintegros de dinero que no devolvió. Según ha explicado Duran ante la juez, el contrato debe declararse “nulo” porque el banco no le informó de las condiciones ni de los riesgos del producto. Entre 2006 y 2008, El Robin de la banca estafó casi medio millón a 38 entidades bancarias accediendo a distintos préstamos que nunca devolvía. Duran pretendía denunciar el sobreeendeudamiento provocado por las entidades bancarias. Media docena de entidades le denunciaron por la vía penal, lo que motivó su ingreso en prisión provisional. La causa sigue en fase de instrucción. Hoy, por primera vez, Duran se ha presentado a un juicio civil donde se le reclama la devolución de las deudas.

Tres años después de que Duran denunciara los abusos de las entidades bancarias mediante la serie de acciones que están siendo juzgadas, las cosas han cambiado mucho. Aunque solo aparentemente. Es más bien una cuestión de vocabulario. Siguen faltando voces que, más allá de la Gürtel o alguna indemnización escandalosa, desempeñen un verdadero periodismo de investigación y señalen con nombres y apellidos a quienes forman parte, entre otros, de ese ante abstracto denominado “los mercados”. Así, en plural. Ellos sí que son “anónimos”… Al menos, los cuatro jinetes del Apocalipsis estaban debidamente identificados. Y parecían tener caracteres menos volubles. Duran me pidió que escribiese un prólogo para su libro, “Insumisión a la banca”. Me temo que hoy apenas si cambiaría nada:

Más allá de la sonrisa cómplice El teletipo de la Agencia EFE del 17 de septiembre de 2008 empezaba hablando de un «activista antisistema» de 32 años. La expresión unía dos conceptos que suenan peligrosos: activista + antisistema. En la frase siguiente decía que la «presunta estafa» era obra de un «hombre». Normal. A los 32 años, los seres humanos son hombres y mujeres. Y en algunos casos, incluso abuelos. Pero en esta sociedad a menudo se les llama jóvenes. Si son artistas, héroes, ganadores de la lotería o víctimas de algún tipo de violencia, escribimos que son jóvenes (e inocentes). Si queremos destacar que son culpables de un delito, entonces hablamos de hombres hechos y derechos (y de premeditación).
(más…)

Leer Más

Estrechando lazos con los indignados de Atenas

Un comunicado conjunto de las plazas Sol y Syntagma, de Atenas, invita desde ayer a la ciudadanía a rebelarse contra lo que consideran “ataques de los mercados financieros hacia las deudas soberanas”. Los acusa de chantajear a “gobiernos cobardes” y “secuestrar Parlamentos”. Justo ayer, Alba Ruiz enviaba desde la capital griega a esta “corresponsalía” la siguiente entrevista a Katerina Sergidu, activista política de 29 años que pertenece a la denominada “generación de los 700 euros”. Tras pasar 45 días seguidos en la plaza de Syntagma al inicio del movimiento de los “aganaktisméni” o indignados, Sergidu se prepara para la manifestación prevista el próximo sábado día 3, la primera de un otoño que se prevé muy intenso. (La imagen pertenece a un blog que recoge impactantes imágenes de la acción policial contra los manifestantes, recomendado por Sergidu. Asegura que los comentarios son en clave de humor… pero en griego).

Alba Ruiz, Atenas imagen grecia Tras el parón veraniego, cuando la Policía, en colaboración con el Ayuntamiento de Atenas, expulsó a la poca gente que quedaba acampada en la plaza de Syntagma e impidió nuevas ocupaciones, los aganaktisméni ultiman el calendario para sus próximas acciones. Esta semana habrá asambleas en los barrios y para el 3 de septiembre se ha convocado una “gigantesca manifestación”.
(más…)

Leer Más

Los temores de un ingeniero griego: “Este movimiento puede ser un respiro para el sistema”

Nueva entrevista de Alba Ruiz, desde Atenas:

El Parlamento griego Vasilis, un joven ingeniero de Sistemas de 28 años, que prefiere ocultar su apellido, se prepara para emigrar a Estados Unidos. Allí podrá hacer su doctorado y esperar encontrar de las oportunidades que ahora no ve en su país, donde “no se promueve la investigación”, lamenta. Alba Ruiz, Atenas ¿Tiene que ver la crisis con tu salida del país? Una de las razones de mi salida es la falta de oportunidades laborales y académicas para alguien que, como yo, tiene una profesión que requiere alta especialización. Por desgracia, aquí no se promueve la investigación y con los recortes en Educación, es poco probable que haya presupuesto para ello. Además, la industria que podría absorber a profesionales especializados se reduce día a día. Hay una anécdota sobre esta situación, la de alguien que, tras cursar estudios superiores en el extranjero, llegó al servicio de homologación de Grecia con un Diploma del M.I.T. (Massachussets Institute of Technology) y la funcionaria le dijo en tono socarrón: “¿Otro diploma de instituto?”
(más…)

Leer Más

Hablando de justicia social en Lavapiés

Esta mañana era Arantza Quiroga, presidenta del Parlamento vasco, la que despotricaba contra la “impunidad” del movimiento 15-M en “Los desayunos” de TVE. Se la veía realmente horrorizada ante la posibilidad de que se extienda la práctica de impedir desahucios. Eso va contra la ley, claro. No se trata de recordar aquí aquella falacia constitucional de asegurar el derecho a la vivienda. Pero no está de más reproducir que no se oye a nuestros políticos criticar con tanta contundencia a aquellos bancos que patrican la moda del “swap”, entre otros. De hecho, no se oye nada en este sentido.
(más…)

Leer Más

Noticias de Grecia: “El gobierno ha llegado a un punto muerto”

La presión de los indignados griegos y la última huelga general han logrado un primer triunfo, un cambio de gobierno. Sin embargo, la mayoría considera que la remodelación del socialista Yorgos Papandréu es sólo una operación de maquillaje. Entre los objetivos de los manifestantes, figura juzgar a los responsales de la crisis. De hecho, según el periodista Yiannis Mantás, las protestas no se concentran en el actual ejecutivo griego, sino que se dirigen a todos los que, durante los últimos 30 años, han llevado al país a la bancarrota. Entre otros, pretenden evitar que se adopten las nuevas medidas anunciadas por el gobierno, a instación de la UE y el FMI.

Yiannis Mantás.JPG Yiannis Mantás, periodista y traductor de catalán: “Los tecnócratas de Bruselas se convierten en sinónimo de la imposición económica, de una opresión violenta y antisocial” Los medios cifran en 30.000 el número de indignados que se manifestaron frente al Parlamento griego el pasado 15 de junio. ¿Cómo se están organizando las protestas? El movimiento de los “indignados” en la Plaza de Sýntagma ya supera las tres semanas de vida. Si comenzó “provocado” o inspirado por movimientos iguales en otros países, sobre todo por el de Puerta del Sol, lo cierto es que se ha desarrollado ya como un movimiento independiente, vibrante y reivindicativo. Lo llamativo es que no se ven banderas de partidos políticos o de sindicatos, lo que indica que no se trata de una manifestación contra el gobierno o un partido en concreto, sino contra todos los gobiernos de los últimos 30 años, que, de un modo u otro, contribuyeron a que llegásemos a la situación actual. Los medios hablan de 30, 40 o 50.000 manifestantes, pero el número es sin duda bastante más elevado. Se ha podido organizar sin lideratos gracias a las redes sociales de internet, como facebook, que han hecho difusión de la causa desde el primer momento. Y el resultado ha sido, como mínimo, poco habitual: dando una vuelta por la plaza de Sýntagma se ve gente de todo tipo, desde estudiantes y desempleados, hasta amas de casa y funcionarios.
(más…)

Leer Más